domingo, 18 de octubre de 2020

Hastío.

 

Ultimamente  no me apetece mucho escribir por estar rodeado de tanta negatividad, ante un panorama tan desolador, solo nos queda sobreponernos y acostumbrarnos a este nuevo modo de vida que si nadie lo remedia durará algún tiempo.

Esta situación ya está incidiendo en en el animo y en la salud de muchos ciudadanos, nunca conocimos nada igual y la incertidumbre va minando la esperanza  de la mayoría.

 

                          El final de esta situación  se ve lejano


Comentaré solamente el buen hacer de esas gentes que tanto bien están haciendo para que esto no se convierta en un caos. En primer lugar los sanitarios, esos ciudadanos que están siendo sobrepasados por el trabajo mientras son desoídas sus quejas y reivindicaciones.

También la labor de esas personas que están ayudando desinteresadamente a personas que lo necesitan, ayudas privadas que el estado no atiende.

 En último lugar a todo los que respetan las recomendaciones sanitarias, que además están soportando a tanto impresentable que está contribuyendo a la expansión de esta epidemia.

 No voy a incidir mas sobre lo que pienso de la política y de estos políticos que nos ha tocado sufrir, se descalifican ellos solos con sus afrentas y vilipendios en lugar de sentarse a dialogar civilizadamente ante una situación tan extrema.

24 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, Matías, tu reflexión de hoy, junto a la de Rita en su blog, me hacen pensar que la humanidad toda está en franca decadencia, compartimos todo lo que citaste, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando comenzó este siglo no imaginábamos los cambios que se iban a producir en el mundo, si hacemos memoria de todo lo nefasto que ha ocurrido en estos 20 años, es para temblar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buena reflexión, vamos a quedarnos con lo bueno que mencionas porque va todo un poco mal, la verdad.
    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento encontrar lo positivo... pero es tan difícil.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Solo culpo a los que creo que es una irresponsabilidad lo que hacen, será que em estoy haciendo mayor.
      Abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Matias, estoy de acuerdo en todo lo que dices, es una situación que a mi misma me esta afectando y mucho, tengo una hermana pequeña que esta en una residencia y desde que empezó todo esto no la he podido traer a casa y se hace muy duro, y mas viendo tanto descerebrado haciendo lo que no deben y por su culpa vamos como vamos, de los políticos ya lo dices, en vez de unirse ante esta tragedia ellos van a la suya armando el circo que arman, vergüenza y mucha rabia me da cada vez que salen, entre verlos y lo que esta pasando que no se le ve fin los ánimos por tierra.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muchos los que creemos que esta situación ya nos comienza a pasar factura, la situación no es muy propicia para ver una salida cercana.
      Abrazo.

      Eliminar
  5. Dios mío Matías, no tengo manos para aplaudirte por tanto gel hiroalcóholico y con guantes no suena igual.
    Soy sanitaria y se está pasando fatal. Desde el principio todo se ha hecho tarde y mal y claro que toda esa jerga de irresponsables tienen la culpa, ya hay varios colegios mayores confinados y alumnos expulsados.
    Solo podemos vivir al día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconociendo que esos universitarios son jóvenes y no son capaces de evitar las juergas y botellones, creo que deberían mostrarle en las aulas imágenes de lo que no nos han querido mostrar en los medios.
      Aunque ya no salimos aplaudiros, seguimos valorando y apoyando vuestras reivindicaciones, no es de recibo que después de ocho meses no hayan tomado las medidas que merece vuestra situación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. De acuerdo contigo.
    Creo que esta situación va para largo y es deprimente.
    También estoy muy desanimada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto el final de esta situación no se ve cercana y nos seguira afectando.
      Abrazo.

      Eliminar
  7. Hay que adaptarse a esta nueva forma de vida y respetar todas las normas por el bien común, no hay otra.Yo tengo que agradecer mucho a la Guardia Civil de mi pueblo que fueron los únicos que me ayudaron en momentos muy críticos de la enfermedad de mi marido durnate el confinamiento en abril pues cada vez que les llamé acudieron en mi ayuda. Incívicos e irresposables los hay muchos en mi tierra que ya hay rumores de que igual nos confinan.Vivo en un primer piso del centro del pueblo y no veas las juergas que oigo en la calle y si me asomo a mi terraza veo personas sin guardar distancias y sin mascarillas y eso que tenemos unas normas muy estrictas que no están cumpliendo.Sobre la política yo jamás había vivido nada semejante a lo que estáocurriendo.....Bueno estas cosas me enfadan mucho así que mejor no seguir escribiendo no se me escape algo que luego me arrepienta.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muchos los profesionales de las fuerzas del orden, sanitarios, profesores y otras profesiones que han cumplido su trabajo incluso mas allá de su deber que cumplen su obligación, Muchos pagandolo con su vida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Dejando de lado a los políticos, el comportamiento de grandes sectores de la social, con sus irresponsabilidades, marca una brecha que para mí será difícil de cerrar. Como decía Serrat, "entre esos tipos y yo hay algo personal".

    PODI-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La critica a la clase política no debe de ser un tabú siempre que sea con respeto y educación. En cuanto a la sociedad en nuestro país veo mucha irresponsabilidad, sobre todo cuando nos va la vida en ello.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Supongo que algun dia pasara todo esto... Quiero creerlo, al menos
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasará sin duda, el problema es la incertidumbre de no saber hasta cuando.
      Un abrazo Ildefonso.

      Eliminar
  10. Creo que andamos todos más o menos en pensamientos parecidos, Matías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. A estas alturas después de ocho meses sin certezas sobre esta epidemia, la mayoría tenemos asumido que el problema es muy serio.
    Un abrazo Macondo.

    ResponderEliminar
  12. El problema es que es muy serio y desgraciadamente en este país parece que todo lo solucionamos en la calle o en los bares y luego le echamos al culpa a los demás, así todo se alargará más y seguirá cayendo gente por el camino.

    Pensé que íbamos aprender algo de todo esto e íbamos hacer las cosas bien, en mi barrio la gente sigue en las terrazas como si no hubiese un mañana. En fin... fuerza y utopía.

    Abrazote utópico.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La irresponsabilidad está a la orden del día, cuando tengan que cerrar todo, se seguirán reuniendo en otros lugares.
      Abrazo.

      Eliminar
  13. Te doy la razón Matías. yo, como quizá sepas, estoy sin salir de casa desde el mes de febrero que mi hijo tuvo a bien advertirme de lo que se avecinaba.
    Es cierto que ya "pesa" mucho esta situación, esperemos sin engañarnos que pase lo antes posible.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. La esperanza no hay que perderla, pero a corto plazo el panorama no es muy tranquilizador. Mientras tanto seguiremos evitando los contagios.
    Gracias por comentar.
    Abrazo.

    ResponderEliminar